Definición

El eritema multiforme es un trastorno de la piel frecuente. Consiste en lesiones circulares similar a un blanco o una diana. Tienen un anillo claro color rojizo y un anillo externo color rojo oscuro. Estas lesiones aparecen repentinamente en las piernas, brazos, palmas, manos, pies y dentro de la boca.

    
  • El eritema multiforme menor es la forma más frecuente. Suele ser leve.
  • El eritema multiforme mayor, aunque es raro, puede ser de amenaza para la vida. Esta forma grave del trastorno suele causar lesiones localizadas con ampollas dolorosas en el centro. Tienden a aparecer en el tronco, los ojos, el interior de la boca y los genitales. Esto se llama síndrome Stevens-Johnson.
  • Causas

    En algunos casos, esta condición puede deberse a una reacción a una infección o a ciertos medicamentos. Por lo general, se desconoce la causa.

    El eritema multiforme menor se asocia frecuentemente con:

        
  • Virus del herpes simple: el mismo virus que causa herpes labial
  • Otros desencadenantes conectados con el eritema multiforme mayor incluyen:

        
  • Infección por micoplasma (infección pulmonar bacteriana)
  • Consumo de cocaína
  • Antecedentes de radioterapia
  • Algunos medicamentos, como:     
  • Sulfonamidas
  • Tetraciclinas
  • Amoxicilina
  • Ampicilina
  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroidales
  • Anticonvulsivos
  • Factores de riesgo

    La exposición a cualquiera de las causas conocidas incrementa el riesgo. La condición ocurre con más frecuencia en:

        
  • Personas que la han tenido antes
  • Personas con antecedentes de herpes labiales o genitales
  • Niños y adultos jóvenes
  • Más hombres que mujeres
  • Personas que son VIH positivas
  • Síntomas

    Los síntomas pueden variar de leves a graves. Si tiene cualquiera de estos síntomas, no asuma que se debe al eritema multiforme. Estos síntomas pueden ser causados por otras condiciones de salud. Si experimenta alguno de ellos, consulte con el médico.

        
  • Lesiones o puntos en la piel     
  • Generalmente aparecen en 3-4 días
  • Comienzan en las manos y pies y se propagan a las piernas, brazos y rostro
  • Los puntos comienzan como áreas rojizas pequeñas y luego crecen hasta parecer mini objetivos
  • Los puntos pueden ampollarse
  • El sarpullido aparece de igual manera en ambos lados del cuerpo
  • El sarpullido desaparece en 1 a 6 semanas
  • Piel con ampollas rojizas

    Furúnculo ampollado en la piel

    Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

  • Otros posibles síntomas incluyen:     
  • Comezón
  • Fiebre
  • Sensación general de estar enfermo
  • Articulaciones que duelen
  • Problemas de la visión
  • Ojos secos o sanguinolentos
  • Ojos que arden, duelen o causan picazón
  • Úlceras bucales
  • Diagnóstico

    El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Usted puede ser derivado a un especialista en problemas de la piel.

    La mayoría de los casos pueden ser diagnosticados en función de su historia clínica y examen de la piel. Si hay lesiones similares a objetivos presentes, el diagnóstico es claro. Las lesiones de piel pueden no ser típicas. En este caso, se puede hacer una biopsia de piel. La muestra de piel se examina bajo microscopio.

    Tratamiento

    El tratamiento para esta condición incluye:

        
  • Eliminar la causa o el factor desencadenante (si se los conoce)
  • Aliviar los síntomas
  • Prevenir la infección de las lesiones (en el eritema multiforme mayor)
  • Las opciones de tratamiento incluyen:

    Control de los Síntomas

        
  • Compresas húmedas
  • Antihistaminas orales para ayudar a controlar la comezón
  • Cremas esteroides tópicas para ayudar a aliviar el malestar y la comezón
  • Paracetamol para reducir el dolor y la fiebre
  • Medicamentos antivirales

        
  • Se administran si la erupción está causada por herpes simple
  • Evitar la recurrencia
  • Sin efectividad para tratar el sarpullido actual
  • Se usa más comúnmente en personas con erupciones frecuentes
  • Eritema multiforme mayor

        
  • Esteroides orales u intravenosos: para casos graves (hay controversia sobre la efectividad de esta opción)
  • Hospitalización: para lesiones extendidas potencialmente mortales
  • Prevención

    Si desarrolla esta condición, será importante buscar el desencadenante. Evitar el desencadenante para ayudar a prevenir su recurrencia.

    Si el desencadenante es el virus del herpes simple, el médico puede recetarle un medicamento antiviral oral diario. Esto le ayudará a prevenir esta condición.