Definición

El síndrome respiratorio agudo grave también se conoce como SARS. Es una infección viral. El SARS puede provocar disnea severa.

Esta afección puede llegar a ser grave. Requerirá la atención del médico. Si usted sospecha que tiene esta condición, consulte a su médico inmediatamente.

  • El sistema respiratorio

    BQ00013_97870_1

    Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

  • Causas

    El SARS se produce por un tipo de virus llamado coronavirus. El virus se transmite a partir de pequeñas gotas en el aire. La gota proviene del estornudo o la tos de una persona enferma. El virus también se puede transmitir a partir de los objetos que ha tocado una persona enferma.

    Factores de riesgo

    Los siguientes factores incrementan la probabilidad de desarrollar SARS:

        
  • Haber viajado recientemente a Asia, donde se han informado brotes de SARS
  • El contacto directo con alguien que tiene SARS
  • Los trabajadores de la salud que atienden a pacientes con SARS
  • Síntomas

    Si presenta alguno de estos síntomas, no considere que se deban al SARS. Estos síntomas podrían ser causados por otras condiciones de salud menos serias. Si presenta alguno de ellos, consulte con el médico:

        
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolores corporales
  • Congestión nasal
  • Diarrea
  • Tos seca
  • Falta de aire
  • Neumonía
  • Diagnóstico

    El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará un examen físico.

    Las pruebas pueden incluir:

        
  • Análisis de sangre: pueden revelar la presencia de células inmunitarias que fabrica el cuerpo para combatir el virus del SARS
  • Pruebas a partir de muestras de sangre, esputo, heces u otros tejidos: pueden revelar la presencia del virus que provoca el SARS
  • Tratamiento

    Actualmente, no existen medicamentos para curarlo. Las infecciones virales no se pueden tratar con antibióticos. Los investigadores están buscando una forma de acortar la evolución y mitigar la gravedad de la infección con:

        
  • Antivirales
  • Corticoesteroides
  • Inmunomoduladores
  • Los síntomas del SARS pueden tratarse con:

    Terapia de Oxígeno

    Si tiene problemas para respirar, se le suministrará oxígeno con un tubo o una máscara. Las afecciones más graves pueden requerir el uso de una máquina para ayudarlo a respirar.

    Prevención

    Para ayudar a reducir la probabilidad de contraer SARS, tome las siguientes medidas:

        
  • Lávese las manos cuidadosamente
  • Use productos a base de alcohol para limpiarse las manos regularmente.
  • Desinfecte los inodoros, lavamanos u otros objetos o superficies que use una persona con SARS.
  • No comparta utensilios, vasos, toallas ni ropa blanca con una persona que tiene SARS.
  • Si es un trabajador de la salud, use guantes, bata y protectores oculares al atender a pacientes con SARS.