Definición

Una inyección intramuscular (IM) es una inyección donde se inserta una aguja en el músculo para administrar medicamentos. Este procedimiento suele ser realizado por un médico o un enfermero. A veces, el médico puede enseñarle cómo inyectarse solo. Las inyecciones IM son más profundas que las subcutáneas (que se aplican debajo de la piel).

Inyección intramuscular

inyección intramuscular

Una aguja pasa a través de la piel y de las capas de grasa e ingresa a las fibras musculares para descargar el medicamento.

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Razones para realizar el procedimiento

Algunos medicamentos se absorben mejor cuando se administran en el músculo; si se toman por boca, es posible que no funcionen. Otros medicamentos pueden administrarse en el músculo si no puede tomarlos oralmente.

Algunos ejemplos de medicamentos administrados con una inyección IM:

    
  • Ciertos antibióticos
  • Ciertas hormonas anticonceptivas
  • La mayoría de las vacunas
  • Inyecciones de epinefrina para reacciones alérgicas graves
  • Posibles complicaciones

    Algunas complicaciones relacionadas con las inyecciones IM:

        
  • Hemorragia, dolor o enrojecimiento en el sitio de inyección.
  • Es posible que se manifieste una reacción alérgica al medicamento. Si hay posibilidades de que sea alérgico al medicamento, no lo inyecte.
  • Con poca frecuencia, el sitio puede infectarse.
  • ¿Qué esperar?

    Antes del procedimiento

        
  • Asegúrese de tener todos los elementos que necesitará (p. ej., jeringa, medicamento y materiales de limpieza).
  • Asegúrese de tener el medicamento adecuado y que este no haya caducado.
  • Lávese las manos con agua tibia y jabón antes de aplicar la inyección.
  • Seleccione un sitio para la inyección. Debe ser una zona del cuerpo con un músculo grande (p. ej., el muslo).
  • Limpie el área con un paño con alcohol.
  • Descripción del procedimiento

    Para inyectarse solo :

        
  • Retire la cubierta de la aguja.
  • Estire la piel con una mano.
  • Sostenga la jeringa como si fuera un lápiz. Inserte la aguja formando un ángulo de 90° con la piel. (La aguja debe estar completamente cubierta por la piel).
  • Sostenga la jeringa con una mano. Con la otra, retire el émbolo para revisar la existencia de sangre en la jeringa.     
  • Si observa sangre, no aplique la inyección. Retire la aguja y empiece de nuevo en otro sitio.
  • Si no ve sangre, lentamente presione el émbolo hasta que se detenga.
  • Retire la aguja de la piel.
  • Si hay sangrado en el sitio de la inyección, aplique un vendaje.
  • De inmediato deseche la jeringa y la aguja en un recipiente a prueba de perforaciones.
  • Averigüe sobre los servicios disponibles en su zona para eliminar desechos biológicos.
  • ¿Dolerá?

    Según los medicamentos, en general se siente cierta molestia en el sitio de la inyección. También es frecuente sentir dolor en el músculo.

    Los consejos para reducir el dolor incluyen:

        
  • El medicamento que inyectará debe estar a temperatura ambiente.
  • Retire todas las burbujas de la jeringa antes de la inyección.
  • Relaje el músculo en el área de la inyección.
  • Penetre la piel rápidamente.
  • No cambie la dirección de la aguja al introducirla o sacarla.
  • No vuelva a usar las agujas desechables.
  • Cuidados después de la inyección

    Siga las instrucciones del médico sobre cuidados generales.

    Llame a su médico

    Comuníquese con su médico si cualquiera de las siguientes situaciones:

        
  • Dificultad para aplicarse la inyección usted mismo
  • Sangrado continuo en el sitio de la inyección
  • Mucho dolor
  • Inyección del medicamento en el lugar equivocado
  • Erupción o hinchazón en el sitio de la inyección
  • Aparición de fiebre o reacción alérgica
  • En caso de urgencia, llame al servicio de emergencias .