Definición

La aspergillosis alérgica broncopulmonar (ABPA) es un trastorno pulmonar alérgico. Está relacionado con el hongo Aspergillus fumigatus (AF). La aspergillosis también puede ocurrir como:

    
  • Una infección pulmonar que se puede extender a otras partes del cuerpo (es más habitual en los pacientes con depresión del sistema inmunológico)
  • Una reproducción de hongos ( aspergiloma ) en una cavidad pulmonar donde la enfermedad o la infección pulmonar anterior se ha curado
  • Causas

    La ABPA es causada por una reacción alérgica al inhalar el AF. Este es un hongo común. Crece y florece en vegetación podrida, la tierra, algunos alimentos, el polvo y el agua. La reacción alérgica agrava los síntomas respiratorios en los pacientes que tienen asma o fibrosis quística . El aspergillus inhalado genera mucosidad en los pulmones, provocando:

        
  • Sensibilización al AF
  • Inflamaciones alérgicas recurrentes en los pulmones
  • Envuelven los alveolos (los pequeños sacos de aire de los pulmones) con eosinophils (un tipo de glóbulo blanco relacionado con ciertas reacciones alérgicas e infecciones con parásitos)
  • Alvéolos saludables

    Alveoli

    Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

    Factores de riesgo

    Un factor de riesgo es aquello que incrementa las probabilidades de contraer una enfermedad o afección. Los factores de riesgo para el ABPA incluyen:

        
  • Asma
  • Fibrosis quística
  • Tuberculosis
  • Sarcoidosis
  • Síntomas

    Generalmente los síntomas de la ABPA se parecen a los del asma progresiva. Éstos incluyen:

        
  • Falta de aire
  • Sibilancia
  • Debilidad, malestar
  • Pérdida de peso no deseada
  • Dolor en el pecho
  • A medida que la ABPA evoluciona, se pueden presentar otros síntomas:

        
  • Producción de esputos espesos, parduzcos y/o con sangre
  • Febrícula
  • Los casos severos y de largo tiempo de ABPA pueden causar:

        
  • Bronquiectasia: apertura de las áreas del bronquio, lo que suele ser producto de una inflamación
  • Cicatrización de los pulmones
  • Diagnóstico

    El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico. Las pruebas pueden incluir:

        
  • Radiografía torácica : un examen que usa radiación para tomar una imagen de las estructuras internas del cuerpo, en este caso, los pulmones
  • Pruebas de esputo para detectar:     
  • Detectar si hay presencia de AF
  • Niveles altos de eosinofilos
  • Análisis de sangre para detectar:     
  • Niveles altos de eosinofilos
  • Anticuerpos que indiquen una reacción alérgica al AF
  • Pruebas de punción en la piel: verifican la sensibilidad alérgica colocando pequeñas cantidades de AF en la piel
  • Biopsia del pulmón o del tejido sinusal
  • Pruebas de la función pulmonar (PFT) : se utilizan para controlar la capacidad de los pulmones para respirar
  • Dado que la ABPA puede parecer muy similar al asma inducido no-ABPA, a menudo es difícil determinar a que nivel la ABPA contribuye a sus síntomas. Por esto, generalmente se diagnostica la ABPA después de varios y repetidos exámenes, por varios meses o años, para detectar sí la ABPA es positiva.

    Tratamiento

    Los objetivos del tratamiento incluyen:

        
  • Suprimir la reacción alérgica al AF (aspergillus)
  • Minimizar la inflamación pulmonar
  • Evitar que la AF colonice los pulmones
  • La ABPA suele tratarse con:

        
  • Prednisona (medicamento corticoesteroide oral)
  • Fármacos antifúngicos
  • Prevención

    Evitar la exposición a la AF es la mejor manera de prevenir el ABPA. Sin embargo, esto es muy difícil, ya que el AF está muy presente en el ambiente. Algunas pautas para ayudarlo a prevenir el AF incluyen:

        
  • Evite áreas con:     
  • Vegetación podrida
  • Agua estancada
  • Mantenga su hogar con la menor cantidad de polvo posible
  • Permanezca en ambientes con aire filtrado o acondicionado siempre que sea posible
  • Las medidas para evitar los síntomas y prevenir un daño permanente al pulmón causado por la ABPA incluyen:

        
  • Exámenes actualizados y monitoreo de la ABPA
  • Tratamiento médico temprano y continuo para la enfermedad