Definición

Consiste en una cirugía para extraer una uña del dedo del pie que se haya curvado y crecido en el interior de la piel, lo que causa dolor.

Uña encarnada

Imagen informativa de Nucleus

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Razones para realizar el procedimiento

Se puede extraer toda la uña o únicamente una parte de ésta que esté creciendo dentro de la piel. Con mayor frecuencia, se realiza para:

    
  • Aliviar el dolor
  • Aliviar la hinchazón (inflamación o infección)
  • Extraer una uña deformada
  • Corregir el crecimiento anormal de la uña
  • Factores de riesgo de complicaciones durante el procedimiento

        
  • Diabetes
  • Problemas de circulación sanguínea
  • ¿Qué esperar?

    Antes del procedimiento

    Posiblemente, el médico realizará lo siguiente:

        
  • Examinar el área
  • Intentar adoptar otras medidas antes de la cirugía
  • El día del procedimiento:

        
  • Use ropa cómoda y zapatos que le queden holgados.
  • Consiga que alguien lo transporte hasta su casa.
  • Anestesia

    Anestesia local

    Descripción del procedimiento

    Se usa un anestésico local para adormecer el área, generalmente todo el dedo del pie. El médico jalará la uña y cortará a lo largo del borde que está creciendo dentro de la piel. Se puede usar un producto químico para evitar que la uña vuelva a crecer en la misma área.

    Durante la extracción total de la uña, el médico retira la uña, el lecho ungueal y el tejido cercano. Se utilizan puntos para cerrar el área. En algunos casos, el médico puede usar un láser para destruir el tejido o un producto químico para matar las células de crecimiento de la uña.

    ¿Cuánto durará?

    Menos de 1 hora

    ¿Dolerá?

    Debido a la anestesia, no sentirá dolor durante el procedimiento. Pero el anestésico es doloroso cuando se inyecta. Esto se debe a la piel tensa y las numerosas terminaciones nerviosas de los dedos del pie. El médico puede rociar la zona primero con un anestésico tópico para reducir el dolor.

    Posibles complicaciones

        
  • Infección
  • Inflamación o sangrado excesivo
  • Hospitalización promedio

    Ninguna

    Cuidado posoperatorio

        
  • No ponga ningún peso sobre el dedo afectado.
  • Si fuera necesario, tome analgésicos.
  • Durante el primer día, mantenga el pie elevado.
  • Deje el dedo en remojo en agua tibia durante 10 a 20 minutos, de 2 a 3 veces por día durante una semana. Esto reducirá el dolor y la inflamación.
  • Coloque un vendaje limpio y seco sobre el dedo.
  • Lávese las manos antes de realizar el cuidado del área de la uña o cambiar el vendaje.
  • Use calcetas blancas de algodón y zapatos cómodos durante dos semanas aproximadamente.
  • No corra ni participe en actividades extenuantes hasta que el médico se lo permita (generalmente después de dos semanas).
  • Si el dedo del pie se infecta:

        
  • Utilice la crema o el ungüento antibiótico recetado para tratar la infección.
  • No toque el antibiótico con los dedos de la mano. En su lugar, coloque un poco de crema sobre un vendaje limpio y úselo para tocar el dedo del pie.
  • Para infecciones graves, puede necesitar tomar antibióticos por vía oral. En ese caso, tome todos los comprimidos. No interrumpa los medicamentos, aunque el dedo del pie parezca haber mejorado.
  • Para evitar tener uñas encarnadas en el futuro:

        
  • No use tacones altos ni zapatos que le ajusten.
  • Recorte las uñas del pie de forma recta. No intente levantarlas ni desprenderlas.
  • Si tiene diabetes, el cuidado de los pies es importante. Permita que un médico le recorte las uñas y le revise los pies de manera regular.
  • Resultado

    Si fuera necesario, generalmente le retiran los puntos en aproximadamente 10 días. La cicatrización completa tarda de 2 a 3 semanas pero no interfiere con la mayoría de las actividades.

    Si se extrae la uña entera, el cuerpo va a generar una capa de piel dura en su lugar. Después de que la piel cubra el área sensible, podrá retomar sus actividades normales.

    Llame al médico si ocurre lo siguiente

        
  • Signos·de infección, incluso fiebre y escalofríos
  • Enrojecimiento, inflamación, aumento del dolor, sangrado excesivo o secreción del sitio de la incisión
  • Aspecto blanco como la tiza, azul o negro de la piel de los dedos del pie o de los pies. Solicite asistencia de inmediato.