Definición

La ansiedad es un estado normal de miedo, tensión e incomodidad. Se considera que es una respuesta normal ante situaciones estresantes o inciertas. Los períodos prolongados o intensos de ansiedad pueden sugerir la presencia de un trastorno de ansiedad. También se puede diagnosticar un trastorno si la ansiedad:

    
  • Se presenta sin una amenaza externa (ansiedad “flotante”)
  • Afecta el funcionamiento diario
  • Los tipos más frecuentes de ansiedad son:

        
  • Fobias
  • Trastorno de estrés postraumático (TEPT)
  • Trastorno de pánico
  • Trastorno obsesivo-compulsivo
  • Trastorno de ansiedad social
  • Trastorno de ansiedad generalizado
  • Con frecuencia la ansiedad se complica por la presencia de abuso de alcohol o de drogas y depresión .

    Causas

    La ansiedad deriva de varios factores como:

        
  • Una respuesta apropiada ante circunstancias estresantes
  • Sustancias que afectan el sistema nervioso como:     
  • Cafeína
  • Alcohol
  • Cocaína
  • Nicotina
  • Anfetaminas (p. ej., “metanfetamina de cristal”)
  • Ciertos medicamentos herbarios
  • Factores biológicos:     
  • Desequilibrios de los niveles químicos del cerebro (p. ej., serotonina y norepinefrina)
  • Rasgos de la personalidad
  • Percepciones defectuosas y creencias irracionales (p. ej., fobias)
  • Conflictos emocionales sin resolver
  • Factores de riesgo

    Un factor de riesgo aumenta las probabilidades de contraer la enfermedad o afección. Los factores de riesgo de manifestar ansiedad son:

        
  • Sexo: femenino
  • Miembros de la familia que padezcan trastornos de ansiedad
  • Acontecimientos estresantes en la vida
  • Estrategias poco eficaces para lidiar con problemas
  • Antecedentes de trauma físico o psicológico
  • Síntomas

    Los síntomas psicológicos pueden incluir:

        
  • Preocupación o temor
  • Pensamientos obsesivos e indeseados
  • Sensación de peligro inminente o catástrofe
  • Miedo o pánico
  • Inquietud
  • Irritabilidad
  • Impaciencia
  • Ambivalencia
  • Problemas de concentración
  • Los síntomas físicos pueden incluir:

        
  • Ritmo cardíaco rápido e irregular
  • Sudoración, especialmente en las palmas de las manos
  • Boca seca
  • Rubor
  • Tensión muscular
  • Falta de aire
  • Aturdimiento o desmayo
  • Dificultad para dormir
  • Temblor
  • Sensación de asfixia
  • Micción frecuente
  • Náuseas o vómitos
  • Diarrea
  • Estreñimiento
  • Sensación de "mariposas" en el estómago
  • Trastornos sexuales
  • Sensación de hormigueo
  • Comerse las uñas u otro comportamiento habitual
  • Síntomas de la ansiedad

    Reacción física de la ansiedad

    Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

    Diagnóstico

    El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se realizará una evaluación psiquiátrica. El médico también le realizará un examen físico y pruebas de diagnóstico. Generalmente los resultados de estas pruebas son normales. Es posible que sea derivado a un psicoterapeuta para que siga siendo evaluado.

    Tratamiento

    Un tratamiento eficaz implica una combinación de intervenciones que incluyen:

    Cambios en el estilo de vida

        
  • Descansar y dormir lo suficiente.
  • Si fuma, deje de hacerlo .
  • Disminuya o elimine las bebidas con cafeína.
  • Tome alcohol con moderación.
  • Evite el consumo de drogas ilícitas.
  • No se exponga a ambientes estresantes.
  • Haga ejercicio con regularidad .
  • Técnicas de relajación

        
  • Respire profundamente
  • Meditación
  • Relaje los músculos intensamente
  • Masaje
  • Participe en actividades placenteras
  • Apoyo social

        
  • Fuerte sistema de apoyo por parte de familiares y amigos
  • Asesoramiento para mejorar sus habilidades para lidiar con sus problemas
  • Grupos de apoyo
  • Psicoterapia

    Esta terapia hace hincapié en los pensamientos, sentimientos y comportamientos que cumplen una función importante en la ansiedad. Ayuda a solucionar cuestiones de traumas y conflictos.

    La terapia cognitiva del comportamiento puede ayudarle a identificar patrones de pensamiento y comportamientos negativos. Con el paso del tiempo, es posible aprender a entrenar el pensamiento. Este proceso le ayuda a elegir mejores opciones en respuesta al estrés y la ansiedad.

    Medicamentos

    Para una ansiedad grave o un trastorno de ansiedad, los medicamentos pueden incluir:

        
  • Benzodiazepinas
  • Buspirona
  • Antidepresivos tricíclicos
  • Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS)
  • ***Tenga en cuenta las afirmaciones del Consejo Asesor de Salud Pública de la Dirección de Fármacos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) sobre los antidepresivos:

    La FDA recomienda controlar estrictamente a las personas que toman antidepresivos. En algunas personas, el uso de este tipo de medicamento se relacionó con el agravamiento de los síntomas e ideas suicidas. Estos efectos adversos son más frecuentes en los adultos jóvenes. Los efectos tienden a manifestarse al comienzo del tratamiento o cuando se aumenta o se disminuye la dosis. Aunque la advertencia se aplica a todos los antidepresivos, los que generan mayor preocupación son los ISRS, como:

        
  • Prozac ( fluoxetina ), Zoloft ( sertralina ), Paxil ( paroxetina ), Luvox ( fluvoxamina ), Celexa ( citalopram ), Lexapro ( escitalopram )
  • Para obtener mayor información, visite: http://www.fda.gov/cder/drug/antidepressants/

    Si se le diagnostica un trastorno de ansiedad, siga las instrucciones de su médico.

    Prevención

    Para ayudar a prevenir la ansiedad, considere seguir estos consejos:

        
  • Evite situaciones, empleos y personas que lo estresan.
  • Si no puede evitarlos, enfrente y supere estas situaciones que provocan ansiedad.
  • Busque una técnica de relajación que le resulte beneficiosa y úsela regularmente.
  • Desarrolle y mantenga un sistema fuerte de apoyo social.
  • Exprese sus emociones en el momento.
  • Desafíe sus creencias irracionales y pensamientos contraproductivos.
  • Corrija malas interpretaciones, pregunte a los demás su punto de vista.
  • Resuelva estas cuestiones con un terapeuta .
  • Evite consumir nicotina u otras drogas y beba alcohol con moderación