Consulte también:

    
  • Gripe aviar
  • Gripe pandémica (H1N1) 2009
  • Definición

    La gripe (también denominada influenza) es una infección viral que afecta el sistema respiratorio. Puede causar una enfermedad de leve a grave y, en ocasiones, puede provocar la muerte.

    Virus atacando la célula

    Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

    La mejor forma de evitar contraer la gripe es vacunarse todos los años.

    Causas

    La gripe es provocada por el virus de la influenza. Cada invierno, este virus se propaga por todo el mundo. Por lo general, las variedades son diferentes de un año al siguiente. Si bien es menos probable, es posible contagiarse gripe cuando no es temporada de gripe.

    Los dos principales tipos de virus de influenza son el Tipo A y el Tipo B.

    La persona infectada con el virus puede estornudar o toser y, de esta forma, liberar gotitas en el aire. Si usted aspira las gotitas infectadas, puede infectarse. También se puede infectar a través del tacto. Si toca una superficie contaminada, podría transferir el virus desde su mano a su boca o nariz.

    Factores de riesgo

    Los factores de riesgo que incrementan su probabilidad de contraer gripe son:

        
  • Vivir o trabajar en lugares con mucha gente (por ejemplo, residencias de ancianos, escuelas, fuerzas armadas, centros de atención diurna)
  • Discapacidad física o mental: en algunos casos, las personas con discapacidades no pueden comunicar fácilmente sus síntomas o tienen dificultades para adoptar medidas preventivas contra la gripe, por lo cual se encuentran en una situación de mayor riesgo.
  • Determinados grupos están expuestos a un mayor riesgo de padecer complicaciones causadas por la gripe. Los factores de riesgo de las complicaciones incluyen:

        
  • Niños menores de cinco años de edad
  • Tener más de 65 años
  • Padecer determinadas condiciones, como condiciones pulmonares crónicas (p. ej., asma ), enfermedad cardiovascular, y afecciones renales, hepáticas, neurológicas, sanguíneas o metabólicas (p. ej., diabetes)
  • Tener un sistema inmunológico deficiente (p. ej., a causa del VIH )
  • Estar embarazada durante la temporada de gripe
  • Ser menor de 18 años y recibir un tratamiento prolongado de aspirina (puede correr riesgo de padecer el síndrome de Reye ).
  • Vivir en residencias para ancianos u otras instalaciones de cuidados a largo plazo
  • Ser de origen indígena norteamericano o de Alaska
  • Ser extremadamente obeso
  • Síntomas

    Si tiene gripe, podría infectar a otras personas en cualquier momento antes de la aparición de los síntomas y hasta cinco días (o más) después de enfermarse. Esto significa que puede estar infectando a otras personas incluso antes de saber que está enfermo.

    Por lo general, los síntomas comienzan abruptamente. Pueden incluir:

        
  • Fiebre elevada y escalofríos
  • Dolores musculares intensos
  • Fatiga intensa
  • Dolor de cabeza
  • Disminución del apetito u otros síntomas gastrointestinales como náuseas, vómitos y diarrea (más frecuente en niños que en adultos)
  • Goteo y congestión nasal
  • Estornudos
  • Ojos llorosos, conjuntivitis
  • Dolor de garganta
  • Tos (puede durar dos o más semanas)
  • Ganglios inflamados en el cuello
  • Puede comenzar a sentirse mejor 7 a 10 días después, pero es posible que todavía tenga tos o se sienta cansado.

    Diagnóstico

    El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. En general, el diagnóstico de la gripe se basa en los síntomas.

    En algunos casos, el médico puede tomar muestras de la nariz o la garganta para confirmar el diagnóstico.

    Tratamiento

    El tratamiento puede incluir:

    Medicamentos antivirales con receta

    La mayoría de las personas que tienen gripe no necesitan recibir medicamentos antivirales. Consulte con el médico. Es posible que los necesite si pertenece a un grupo de alto riesgo o si tiene una enfermedad grave (por ejemplo, problemas respiratorios).

    Los medicamentos antivirales generalmente ayudan a aliviar los síntomas y acortar la duración de la enfermedad. Deben tomarse dentro de las 48 horas de la aparición de los primeros síntomas. Algunos de ejemplos de dichos medicamentos incluyen:

        
  • Zanamivir (Relenza): puede empeorar el asma o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).
  • Oseltamivir (Tamiflu): puede aumentar el riesgo de lesiones autoinfligidas o de confusión poco después de tomarlo, especialmente en los niños.     
  • Nota: se debe supervisar de cerca a los niños para observar si aparecen signos de comportamiento inusual durante el período en que toman este medicamento. (el zanamivir también puede causar estos efectos secundarios).
  • Amantadina (Symmetrel)
  • Rimantadina (Flumadine)
  • Algunas cepas del virus de la gripe estacional son resistentes a estos medicamentos.

    Reposo

    Es importante descansar mucho cuando su cuerpo esté combatiendo la gripe.

    Líquidos

    Beba mucho líquido. Puede beber agua, jugos y té sin cafeína.

    Analgésicos de venta libre

    Estos medicamentos se usan para controlar la fiebre y tratar los dolores y malestares. Los adultos pueden utilizar:

        
  • Paracetamol
  • Ibuprofeno
  • Descongestionantes

    Los descongestionantes están disponibles como pastillas o aerosoles nasales. Si utiliza algún aerosol nasal, no lo aplique por más de tres a cinco días. Cuando interrumpa el uso del aerosol, es posible que la congestión aumente. Esta respuesta se denomina efecto rebote.

    Medicamentos para la Tos

    Éstos incluyen:

        
  • Medicamentos de venta libre para la tos y el resfrío, incluso descongestivos, expectorantes, antihistamínicos y supresores de la tos     
  • No se deben emplear productos de venta libre para la tos y el resfrío para tratar a los bebés o a los niños menores de dos años. Se han informado efectos secundarios poco frecuentes pero graves, p. ej., muerte, convulsiones, frecuencia cardiaca rápida y disminución del nivel de conciencia. También se han informado efectos secundarios graves en niños de entre 2 y 11 años. Todavía se están analizando los riesgos de los medicamentos de venta libre para este grupo etario.
  • Medicamentos para la tos por prescripción
  • Pastillas para la tos
  • Tratamiento herbarios

    El extracto de baya del saúco puede reducir los síntomas de la gripe. Los investigadores han descubierto que los productos que contienen baya del saúco, como Sambucol y ViraBLOC, disminuyen los síntomas. Sin embargo, debe tener en cuenta que los remedios a base de hierbas no están regulados por el gobierno. Por lo tanto, es probable que los suplementos a base de hierbas que compre no contengan los mismos ingredientes que los estudiados y es posible que contengan impurezas (sustancias que no deberían estar en el producto).

    Si se le diagnostica gripe, siga las indicaciones de su médico.

    Prevención

    Cómo evitar contraer la gripe

    La mejor forma de evitar contraer la gripe es vacunarse. Es necesario vacunarse todos los años, dado que el virus puede cambiar en cada temporada. Existen dos formas de la vacuna:

        
  • Inyección contra la gripe: todas las personas de seis meses o más deben aplicarse la inyección contra la gripe.
  • Aerosol nasal: está aprobado actualmente para personas saludables, que no estén embarazadas y que tengan entre 2 y 49 años de edad. Nota: algunas personas, como aquellas que se ocupan del cuidado de terceros con sistemas inmunitarios debilitados, deberían aplicarse la inyección contra la gripe en lugar de usar el aerosol nasal.
  • Para obtener la mejor protección, vacúnese tan pronto como la vacuna esté disponible en su área (las vacunas se ofrecen durante la temporada de gripe, que puede comenzar en octubre).

    La vacuna demora alrededor de dos semanas en brindar protección contra la gripe.

    Personas que no deberían vacunarse

    Hay algunas personas que no deberían vacunarse, por ejemplo:

        
  • Niños menores de seis meses
  • Personas gravemente alérgicas a los huevos de pollo
  • Personas que han tenido una reacción grave a la vacuna
  • Personas que tienen antecedentes de síndrome de Guillain-Barré .
  • Personas que están muy enfermas y que tienen fiebre. Hable con su médico antes de vacunarse.
  • Medidas generales para reducir el riesgo

    Algunas medidas generales para reducir el riesgo de contraer la gripe:

        
  • Lávese las manos con frecuencia, en especial tras entrar en contacto con alguien que está enfermo. Lávese las manos durante 15 a 20 segundos con agua y jabón. También es útil frotarse las manos con productos de limpieza a base de alcohol.
  • Evite el contacto cercano con personas que tienen infecciones respiratorias. La gripe puede transmitirse desde un día antes de la aparición de los síntomas y puede finalizar siete días después de tal aparición. Si debe estar en contacto cercano con una persona enferma, use una máscara facial o un respirador descartable.
  • Al toser o estornudar, cúbrase la boca y la nariz con un pañuelo de papel. Después de usar el pañuelo, deséchelo. Toser o estornudar en el codo o en la parte superior de la manga también puede ser de ayuda.
  • No escupa.
  • No comparta bebidas ni elementos personales.
  • No se muerda las uñas ni coloque las manos cerca de los ojos, la boca o la nariz.
  • Mantenga las superficies limpias pasándoles un trapo con un desinfectante para el hogar.
  • Medicamentos antivirales

    A veces, es beneficioso tomar medicamentos antivirales para prevenir la gripe. Tal vez desee consultar a su médico acerca de tomar estos medicamentos para disminuir el riesgo de contagiarse de gripe si:

        
  • Está expuesto a la gripe
  • Tiene un alto riesgo de sufrir complicaciones
  • Trabaja en asistencia sanitaria, salud pública o es la persona de contacto ante una emergencia
  • Si tiene gripe y vive con alguien que está en riesgo de sufrir complicaciones (p. ej., personas de edad avanzada, bebés, personas con cáncer), es posible que esa persona necesite tomar medicamentos antivirales para evitar contagiarse la gripe.

    Recuerde que estos medicamentos no reemplazan la vacuna. La vacuna sigue siendo la mejor forma de evitar contraer gripe.

    Cómo evitar transmitir la gripe

    Si tiene gripe , siga estos pasos para evitar transmitirla a otras personas:

        
  • Evite estar en contacto cercano con otras personas. Antes de regresar a la escuela o al trabajo, la fiebre debe haber desaparecido durante al menos 24 horas sin la ayuda de medicamentos antifebriles. Esto podría demorar hasta siete días después de la aparición de los síntomas. Es importante que se quede en su casa si tiene gripe y que salga solo para ir al médico.
  • Si no puede evitar el contacto cercano, cúbrase la boca y la nariz con una máscara facial.
  • Lávese las manos con agua y jabón durante 15 a 20 segundos. Incluso si alguien en su hogar tiene gripe, puede reducir el riesgo de enfermarse lavándose las manos regularmente. Utilizar un desinfectante de manos también es útil.
  • Al toser o estornudar, cúbrase la boca y la nariz con un pañuelo de papel. Después de usar el pañuelo, deséchelo. Al toser o estornudar sobre el codo o la manga superior, también evitará transmitir la gripe con las manos. No escupa.
  • No comparta bebidas ni elementos personales.
  • Lave los utensilios utilizados para comer con agua caliente y jabón.
  • No se muerda las uñas ni coloque las manos cerca de los ojos, la boca o la nariz.
  • Mantenga las superficies limpias pasándoles un trapo con un desinfectante para el hogar.
  • Utilice agua caliente en la máquina lavadora cuando lave ropa infectada.