Definición

La congelación es la presencia de agua congelada en los tejidos corporales. Al igual que las quemaduras , las lesiones por congelación pueden clasificarse según la gravedad. La congelación de primer grado es la más leve, y la congelación de cuarto grado es la más grave. Puede ocasionar la pérdida de la parte del cuerpo afectada.

Las partes más comunes del cuerpo que puede congelarse incluyen:

    
  • Dedos de las manos
  • Dedos de los pies
  • Orejas
  • Nariz
  • Manos
  • Los pies
  • Labios
  • Espinillas
  • Mejillas
  • Córneas
  • Piel Congelada

    Imagen informativa de Nucleus

    Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

    Causas

    La congelación ocurre cuando la piel está expuesta a temperaturas muy bajas. Esto puede causar que el tejido del cuerpo se congele. Se forman cristales de hielo dentro de la parte del cuerpo congelada, y la sangre no puede fluir adecuadamente a través del tejido congelado. Esto ocasiona que el tejido congelado quede privado de sangre y oxígeno. La combinación de congelación y falta de oxígeno causa daño o la muerte del tejido. Si se administra calor, también se podría provocar la muerte del tejido.

    Factores de riesgo

    Los factores que incrementan su probabilidad de sufrir congelamiento son:

        
  • Exponerse a temperaturas heladas sin el abrigo adecuado
  • Temperatura corporal baja ( hipotermia )
  • Edad: muy jóvenes o ancianos
  • Personas sin hogar
  • Fatiga
  • Antecedentes de lesiones previas por climas fríos
  • Exposición al frío de mucha altitud
  • Trabajar en condiciones heladas
  • Participar en deportes invernales o en lugares elevados
  • Usar ropa húmeda
  • Sufrir de una afección que altere su estado mental, como:     
  • Lesión en la cabeza
  • Enfermedades mentales
  • Consumo de medicamentos que alteran la mente o alcohol
  • Incapacidad para moverse
  • Consumo de drogas que provocan la constricción de los vasos sanguíneos (como la nicotina )
  • Afecciones médicas, como:     
  • Desnutrición
  • Problemas de la tiroides
  • Infección
  • Enfermedad de los vasos sanguíneos
  • Artritis
  • Diabetes
  • Síntomas

    Los síntomas incluyen:

        
  • Hinchazón
  • Enfriamiento o endurecimiento del tejido
  • Torpeza
  • Apariencia cerosa de la piel
  • Rango de color de rojo a blanco y azul, dependiendo de la gravedad
  • Ampollas que pueden llenarse con líquido claro o sangrante
  • Adormecimiento, picazón, ardor, hormigueo
  • Dolor articular
  • Diagnóstico

    El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará un examen físico. Usualmente el diagnóstico se basa en los síntomas y hallazgos resultantes de la exploración.

    Tratamiento

    El tratamiento ideal es volver a calentar la zona rápidamente en un baño de agua tibia (100 a 110° F). Si se vuelve a calentar lentamente, se puede generar más daño en el tejido.

    Si usted está congelado y no puede conseguir ayuda médica:

        
  • Trate de llegar a un lugar tibio y envuélvase con mantas.
  • No ponga nieve o agua caliente en el área lesionada.
  • No frote las áreas afectadas.
  • Meta sus brazos en sus axilas para tratar de calentarlos.
  • De ser posible, use agua tibia (aproximadamente a 105° F [40° C]) para volver a calentar el área congelada.
  • Evite volver a congelar el área afectada. Esto puede resultar en lesiones más graves.
  • Si camina sobre los pies y los dedos afectados, puede provocar daños. Puede ser más importante encontrar refugio.
  • Beba líquidos calientes.
  • Evite el alcohol y los tranquilizantes.
  • Cubra el área lastimada con una tela limpia hasta que consiga ayuda médica.
  • El volverse a calentar puede ser muy doloroso. Para aliviar el dolor tome:     
  • Aspirina
  • Paracetamol (Tylenol)
  • Ibuprofeno (Advil, Motrin)
  • Si puede recibir asistencia médica, el tratamiento puede incluir su traslado a un lugar más cálido y envolverlo en mantas. Se puede sumergir la parte del cuerpo lesionada en agua tibia (no caliente).

    Otros tratamientos pueden incluir:

        
  • Abrir y vaciar las ampollas.
  • Tomar antibióticos.
  • Tomar medicamentos analgésicos.
  • Mantenga la parte lesionada del cuerpo a la altura de su corazón.
  • Recibir un refuerzo de la vacuna contra el tétanos .
  • Recibir terapia de oxígeno hiperbárico . Para este tratamiento se usa una cámara especial con mayor presión que la normal. Ayudará a restablecer el flujo sanguíneo y recuperar el tejido.
  • Amputación toda la parte del cuerpo afectada o de un fragmento de ella. Puede ser necesario para los casos graves de congelación.
  • Si se le diagnostica congelación, siga las indicaciones de su médico.

    Prevención

    Para ayudar a prevenir la congelación, vístase adecuadamente cuando salga fuera en un clima frío. Por ejemplo:

        
  • Cubra su cabeza, cara, manos y pies adecuadamente.
  • Use capas de ropa.
  • Utilice materiales que brinden buen aislamiento. Deberían alejar impedir el contacto de la piel con la humedad (p. ej., lana, poliéster, polipropileno).
  • Asegúrese de vestir un material a prueba de agua y manténgase seco.
  • Evite tomar alcohol cuando haya clima frío.