Definición

La laberintitis es una inflamación del laberinto en el oído interno. El laberinto es un sistema de cavidades y canales en el oído interno que afecta la audición, el equilibrio y el movimiento ocular.

Laberintitis

Imagen informativa de Nucleus

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

Las causas incluyen:

    
  • Infección viral o bacterial (la causa más común)
  • Lesión en la cabeza
  • Tumor en la cabeza o el cerebro
  • Enfermedad de los vasos sanguíneos
  • ACV
  • Problemas nerviosos
  • Efectos secundarios a fármacos, incluyendo:     
  • Antibióticos aminoglucósidos
  • Aspirina
  • Quininas
  • Factores de riesgo

    Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o condición. Los factores de riesgo para la laberintitis pueden incluir:

        
  • Infecciones virales recientes o frecuentes (especialmente o una infección respiratoria)
  • Alergias
  • Tabaquismo
  • Beber demasiado alcohol
  • Estrés
  • Síntomas

    Los síntomas pueden variar en un rango de leves a graves y durar de unos cuantos días a varias semanas. Los síntomas son usualmente temporales y raramente llegan a ser permanentes.

    Los síntomas más comunes son:

        
  • Vértigo (la sensación de que todo da vueltas)
  • Mareos
  • Otros síntomas pueden incluir:

        
  • Fatiga
  • Náuseas y vómitos
  • Pérdida de la audición
  • Movimiento involuntario del ojo
  • Zumbido en los oídos (tinitus)
  • Diagnóstico

    El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico. El diagnóstico inicial está basado en los síntomas y en los resultados de su examen.

    Las pruebas pueden incluir:

        
  • Examen del oído medio para evaluar signos de de infección viral o bacterial
  • Exámenes de audición
  • Electronistagmograma: estudio del movimiento ocular
  • Tomografía computarizada o imagen de resonancia magnética : para ver las estructuras del cráneo
  • Tratamiento

    El tratamiento puede incluir:

    Medicamentos

        
  • Antibióticos (sólo para infección bacterial)
  • Medicamentos que controlen los síntomas tales como:     
  • Antieméticos: para controlar las náuseas y los vómitos
  • Supresores vestibulares: como la meclizina, que ayuda a controlar la falta de equilibrio y el mareo
  • Esteroides: en algunas situaciones, para ayudar a controlar la inflamación
  • Medicamentos antivirales (p. ej., Aciclovir ): puede prescribirla el médico
  • Nota: sin tratamiento con antibióticos, la laberintitis bacteriana puede provocar la pérdida permanente de la audición o problemas de equilibrio permanentes.

    Medidas de Cuidado Personal

        
  • Recuéstese y permanezca con los ojos cerrados en un cuarto oscuro cuando se agudicen los ataques.
  • Evite el movimiento, especialmente movimientos imprevistos, tanto como sea posible.
  • Evote leer.
  • Regrese a sus actividades normales gradualmente una vez que sus síntomas hayan desaparecido.
  • Tratamiento de Emergencia

    En algunos casos, la náusea y el vómito no pueden ser controlados. Esto puede provocar deshidratación , que puede requerir hospitalización para recibir líquidos por vía intravenosa.

    Cirugía

    Raramente, la laberintitis puede deberse a una ruptura en las membranas entre el oído medio y el oído interno. Puede necesitarse una cirugía para reparar la ruptura. La cirugía también puede ser necesaria en caso de que un tumor sea el causante de la condición.

    Prevención

    Para reducir el riesgo de adquirir laberintitis:

        
  • Busque tratamiento rápidamente para cualquier problema o infección en el oído.
  • Busque consejo médico sobre el tratamiento de infecciones respiratorias.
  • Evite lesiones en la cabeza usando el cinturón de seguridad y el casco.
  • Pregunte a su médico sobre efectos secundarios de algún medicamento que esté tomando.
  • Evite el alcohol.
  • Tome medidas para prevenir una afección de los vasos sanguíneos o apoplejía. Éstos incluyen:     
  • Consumir una dieta baja en grasas y en colesterol .
  • No fume .
  • Si tiene presión arterial elevada , trate el problema.
  • Si tiene diabetes , consulte a su médico para mantenerla bajo control.
  • Con aprobación de su médico, realice ejercicio regularmente .