peso cinta medición obesidad cintura pulgar Cualquier producto que prometa ayudarle a perder los kilos no deseados mientras disminuye su presión arterial, mejora el cutis, estabiliza su nivel de azúcar en sangre y mejora su estado de ánimo parece excelente. Las empresas que comercializan parches para perder peso tienen los resultados de sus propias pruebas que respaldan estas afirmaciones, al igual que muchos testimonios personales que atribuyen importantes beneficios para la salud al uso del parche. Y si consideramos que muchos adultos estadounidenses tienen sobrepeso o son obesos, las estrategias de pérdida de peso efectivas son sin duda necesarias. Pero, ¿los parches para perder peso realmente funcionan y son seguros?

En Internet hay disponible para comprar una amplia variedad de parches cutáneos, o transdérmicos, para perder peso y grasa. Algunos se centran en eliminar kilos al “redefinir su química corporal”, otros están diseñados para liberarse de la grasa al “acelerar su quemador de grasas”. En su comercialización, se dice que los parches afectan al metabolismo del organismo al alterar las hormonas que participan en el control de peso, como insulina, leptina y hormonas tiroideas, junto con otras hormonas, como estrógeno, cortisol y serotonina. Todos los parches contienen diversos ingredientes, principalmente a base de hierbas, que ingresan al organismo a través de la piel.

Por lo general, los parches se utilizan en una parte sin vello y delgada del cuerpo, como el hombro, la muñeca o el tobillo. Se aplica un parche nuevo cada día. Los parches cutáneos están diseñados para administrar la dosis incluso en un período de 24 horas.

Registro de seguridad no comprobado

Si bien los parches para perder grasa se comercializan ampliamente en línea y a través de muchos distribuidores, incluidos negocios domiciliarios, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los EE. UU. no ha hecho prueba para demostrar su seguridad y eficacia. Esto significa que las afirmaciones de estos productos no se pueden garantizar.

Los parches cutáneos argumentan actuar de dos formas básicas: al aumentar el metabolismo y reducir el apetito. Algunos ingredientes afirman acelerar el metabolismo y otros dicen disminuir el apetito y los antojos. Muchos parches prometen otros beneficios, incluido una masa corporal delgada, mayor energía, presión arterial más baja y mejor capacidad de alerta. Sin embargo, la Comisión Federal de Comercio, que investiga las prácticas comerciales fraudulentas, engañosas e injustas en el mercado, es clara al decir que: “no existe nada que pueda usar o aplicar en su piel que pueda causar una pérdida de peso”.

Al igual que con cualquier remedio a base de hierbas, muchos ingredientes de los parches para perder peso y grasa son fármacos clasificados como “derivados de plantas naturales”. Esto no significa automáticamente que son seguros. No se conocen los problemas de seguridad que puedan traer muchos de los ingredientes de los parches, pero los consumidores que utilizan un parche cutáneo para perder peso deben saber que están permitiendo el ingreso de fármacos a base de hierbas a su organismo. En consecuencia, es prudente consultar a un médico antes de usar estos parches, especialmente si está tomando medicamentos recetados o recibe tratamiento para una condición médica.

Mejor con dieta y ejercicio

Existen muchas historias de éxito anecdóticas de creyentes en los parches para perder peso que profesan haber perdido mucho peso y logrado mejorar considerablemente la salud. Pero, ¿es el parche en sí o podría ser la mayor atención a un estilo de vida saludable el origen de estos éxitos? Un fabricante explicó honestamente que el uso del parche “añade una nueva idea a su cabeza de cómo ser más sano”. Entonces, tal vez los creyentes en el parche para perder peso tienen resultados positivos debido a cambios saludables en sus estilos de vida, junto con el uso del parche, o quizá completamente aparte de este.

En la mayoría de los casos de personas que afirman perder peso o grasa mientras usan un parche, la pérdida se produce gradualmente. No obstante, la mayoría de los comercializadores de parches anuncian que el mantenimiento de pérdida de peso y grasa a largo plazo se logra mejor junto con un plan adecuado de dieta y ejercicios. Esa no es ninguna sorpresa. Al final, es posible que los parches le ayuden a deshacerse de algunos kilos o a usar un vestido de talla más pequeña, pero al parecer no se puede ignorar el hecho de que se requieren cambios en el estilo de vida, como una mejor dieta y más ejercicio, para mantener alejados los kilos y mantenerse sano para siempre.