Arlene es una nutrióloga retirada de 75 años de edad que vive en Florida. Después de desarrollar tinnitus (zumbido en los oídos) ella decidió tratar el método de cera de oído con un médico local.

"Escuché que la cera podría ayudarme a limpiar el cerumen , bacterias y restos que podrían estar contribuyendo al problema, así que pensé que lo intentaría," ella dijo.

El médico hizo que Arlene se acostara de lado y después puso un plato recolector sobre su oído, por medio del cual se introduce una vela dentro del canal del oído. Después el médico encendió la mecha de la vela. Después de encender velas en cada oído, el médico los limpió cuidadosamente con un hisopo de algodón empapado de aceite. Aunque el tratamiento no curó su tinnitus, Arlene reporta que le ayudó a destapar sus oídos.

"¡Tuve que acostumbrarme a lo fuerte que sonaba todo después del procedimiento de vela de oído!" dijo ella. Impresionada con el tratamiento, también convenció a su esposo de intentarlo.

Los Posibles Beneficios de la Velas

Los orígenes del método de velas de oído son inciertos, pero posiblemente esta práctica antigua se originó en el Oriente, Egipto o América precolombiana. Los médicos que practican este método (también llamado conicidad) utilizan velas especiales para los oídos hechas de lino o algodón cubiertas de cera o parafina. Las velas son huecas y miden aproximadamente 10 pulgadas de largo. Los médicos dicen que cuando se coloca y enciende una vela en el oído, se crea un vacío de bajo nivel, el cual succiona la cera y otros residuos del canal auditivo.

Se hacen muchas afirmaciones sobre los efectos de la vela de oído. Sin embargo, no existe evidencia científica que apoye estas afirmaciones. Además, incluso no hay razonamiento convincente de cómo podría funcionar este método.

Por ejemplo, los partidarios dicen que la vela de oído puede curar los siguientes padecimientos:

    
  • Tinnitus
  • Otitis media
  • Presión y dolor de los senos paranasales
  • Enfermedad de Méniére
  • Pero cada uno de estos padecimientos ocurre en el interior del tímpano - fuera del alcance de las velas. Para otros padecimientos más cercanos al sitio de las velas ( oído de nadador o trastorno temporomandibular (TTM) ) no existe evidencia que sea útil.

    Muchos otros beneficios que se relacionan con las velas de oído son vagos o científicamente sin sentido. Algunos ejemplos son "fortalecer el cerebro," "purificar la mente," "estabilizar emociones," "aclarar los ojos," "purificar la sangre" y "liberar la energía bloqueada."

    Parece razonable que la vela de oído podría ayudar a quitar el cerumen y curar problemas relacionados con la acumulación de cerumen. Sin embargo, de acuerdo con un grupo de investigadores, la presión negativa que se necesita para extraer la cerilla pegajosa del canal auditivo tendría que ser tan potente que provocaría una ruptura en el tímpano en el transcurso del proceso. Después de medir realmente la presión en el transcurso de procedimiento de la vela de oído, los investigadores encontraron que, de hecho, no se crea presión negativa. En cualquier caso, existen muchas formas más fáciles y seguras para extraer la cerilla .

    Preocupaciones sobre Seguridad

    Muchos doctores tienen preocupaciones sobre la seguridad de la vela de oído. Catorce de cada 144 otorrinolaringólogos que tomaron parte en una encuesta (1996) habían observado pacientes que sufrieron daño a causa del método de vela de oído. De estos pacientes, 13 sufrieron quemaduras externas, siete padecieron obstrucción del canal auditivo a causa de la cera de la vela y uno sufrió una perforación en el tímpano.

    La Food and Drug Administration (FDA) considera a la vela de oído como un dispositivo médico no regulado y ha tomado medidas para prevenir la venta y distribución de velas de oído en los Estados Unidos. A pesar de estas medidas, todavía están disponibles las velas de oído en tiendas de alimentos saludables y en el Internet.

    Muchos médicos que practican el método con velas de oído recomiendan que las personas consulten sólo a aquellas personas que estén capacitadas apropiadamente para realizar el procedimiento. Ellos fomentan a que se realice este método por cuenta propia y advierten que puede llevar a percances. Sin embargo, muchos doctores creen que el método de vela de oído es ineficaz y no es seguro, sin importar quién la realice.