El MSM (metano sulfonil metílico) es un compuesto que contiene sulfuro, normalmente encontrado en muchos de los alimentos que comemos. Está relacionado químicamente con el DMSO (dimetilsulfóxido), un tratamiento popular (aunque no probado) para la artritis. Cuando el DMSO se aplica a la piel o se toma vía oral, cerca del 15% de él se distribuye en el cuerpo para formar MSM. 1

Algunos investigadores han sugerido que el MSM resultante podría ser el responsable de los beneficios atribuidos al DMSO. De ser así, el MSM podría ser un tratamiento preferible, ya que no provoca algunos de los efectos secundarios desagradables asociados con el tratamiento DMSO, tales como olor corporal y mal aliento. Además, como una sustancia natural encontrada en el alimento, se esperaría que el MSM tuviera un buen perfil de seguridad. Sin embargo, hasta ahora no hay evidencia confiable de que el MSM sea útil para enfermedad médica alguna.

Requerimientos/Fuentes

No hay requerimientos alimenticios para el MSM. No obstante, se presenta de manera natural en leche de vaca, carne, mariscos, verduras, frutas e incluso en el café, té y chocolate. Los suplementos de MSM se venden en tiendas de comida saludable y algunas farmacias. A pesar de que las cremas y lociones que contienen MSM también están disponibles, es difícil ver el propósito de estos productos tópicos, ya que el MSM, a diferencia del DMSO, no se absorbe a través de la piel. 2

El MSM proporciona sulfuro. Algunos anuncios para el MSM afirman que la deficiencia de sulfuro es generalizada, y que por esa razón el MSM solo, mejorará la salud de casi todos aquellos que lo tomen. Sin embargo, hay otras numerosas fuentes alimenticias de sulfuro, incluyendo, de manera más prominente, muchas formas de proteína normal.

Dosis Terapéuticas

Las dosis de MSM oral usadas para propósitos terapéuticos van desde 2000 mg hasta 10,000 mg diariamente.

A menudo, el MSM está combinado con sustancias como glucosamina y condroitina en productos comercializados para mejorar la función articular. Sin embargo, mientras que hay evidencia significativa de que las últimas dos sustancias son útiles para la osteoartritis, no hay ninguna para el MSM.

Usos Terapéuticos

Cuatro ensayos pequeños, no publicados han sido usados para afirmar que el MSM es efectivo para el tratamiento de los ronquidos, ayudar al crecimiento de uñas y cabello, ayudar en la recuperación de lesiones deportivas y mejorar los síntomas de la osteoartritis , respectivamente. 7, 13-15 Sin embargo, el diseño de cada uno de estos estudios fue de una calidad inferior y los resultados no se sujetaron a ningún análisis estadístico adecuado; por tanto, no pueden ser tomados como evidencia significativa de eficacia.

Además, un estudio en ratones encontró efectos positivos del MSM en el tratamiento de la artritis reumatoide . 4 Otros estudios en animales insinúan que el MSM podría tener propiedades preventivas para el cáncer . 8, 9, 10 Los estudios en humanos sobre estos usos potenciales del MSM no han sido reportados.

El MSM también ha sido propuesto como un tratamiento para la cistitis intersticial , una inflamación en la pared de la vejiga, que provoca micción frecuente y dolorosa. Cuando se receta para ésta enfermedad, el MSM normalmente es agregado directamente dentro de la vejiga, aunque el uso oral también ha sido propuesto. Sin embargo, no se ha realizado estudio clínico alguno sobre este uso: La única evidencia para este tratamiento viene de los estudios del caso y de reportes anecdóticos. 5 Debido a que es sabido que la cistitis intersticial responde muy positivamente al placebo , 6 estos reportes tienen poca importancia.

El MSM también ha sido recomendado para las alergias (incluyendo las alergias al medicamento), esclerodermia , ácido estomacal excesivo y estreñimiento , pero casi no hay evidencia que soporte estos usos.

Cuestiones de Seguridad

El MSM es un componente natural de los alimentos que normalmente comemos y no se considera tóxico. Un estudio de laboratorio examinó dosis de hasta 8 g diarios, por kilogramo de peso corporal (cerca de 250 veces la dosis más alta normalmente usada por los seres humanos) y reportó que no se habían observado efectos tóxicos. 12

Las dosis seguras máximas para los niños pequeños, mujeres embarazadas o enfermeras, o personas con enfermedad hepática o renal, son desconocidas. Las posibles interacciones del medicamento también son desconocidas.