Durante décadas, la lecitina ha sido un tratamiento popular para el colesterol alto (aunque sorprendentemente haya poca evidencia de que funcione). Más recientemente, la lecitina ha sido propuesta como un remedio para varias enfermedades psicológicas y neurológicas como el síndrome de Tourette, la enfermedad de Alzheimer y el trastorno bipolar (también conocido como depresión maníaca).

La lecitina contiene una sustancia llamada fosfatidilcolina (PC, por sus siglas en inglés) que se presume es la responsable de sus efectos medicinales. La fosfatidilcolina es una parte principal de las membranas que rodean a nuestras células. Sin embargo, cuando consume fosfatidilcolina ésta se desintegra en el nutriente colina en vez de ser portado directamente a las membranas celulares. La colina actúa como folato, TMG (trimetilglicina) y SAMe (S-adenosilmetionina) para promover la mutilación (para una discusión más profunda sobre éste tema, vea el artículo sobre TMG ). También es usada para producir acetilcolina, una sustancia química nerviosa esencial para una función cerebral adecuada.

Este artículo trata sobre la lecitina y la fosfatidilcolina. Para más información sobre los efectos y posibles beneficios de la colina por si sola, vea el artículo completo sobre ese tema.

Fuentes

Ni la lecitina ni su ingrediente fosfatidilcolina son un nutriente esencial; sin embargo, la colina recientemente ha sido reconocida como esencial. A menudo, la lecitina es producida de la soya para su uso como un suplemento o como un aditivo alimenticio.

Dosis Terapéuticas

La lecitina ordinaria contiene alrededor del 10 al 20% de fosfatildicolina. No obstante, la investigación europea ha tenido la tendencia a usar productos concentrados que contienen 90% de fosfatidilcolina en la lecitina y las siguientes dosis están basadas en ese tipo de producto. Para las enfermedades psicológicas y neurológicas, en los estudios se han usado dosis tan altas como 5 a 10 g 3 veces al día. Para enfermedad hepática, un dosis típica es de 350 a 500 mg tomados 3 veces al día; y para el colesterol alto, se ha probado con una dosis de 500 a 900 mg tomados 3 veces al día.

Usos Terapéuticos

Durante algún tiempo, la lecitina/fosfatidilcolina fue una de los tratamientos naturales más comúnmente recomendados para el colesterol alto . Sin embargo, esta idea parece basarse totalmente en estudio de una baja calidad inaceptable. 2, 25 Los estudios mejor diseñados han fracasado en hallar evidencia alguna de beneficio. 3, 25-28 En Europa, la fosfatidilcolina también es usada para tratar enfermedades hepáticas como el hígado graso alcohólico, hepatitis alcohólica , cirrosis hepática y hepatitis viral . Sin embargo, la investigación sobre estos usos potenciales es todavía preliminar y ha arrojado resultados contradictorios. 4 - 14

Finalmente, debido a que la fosfatidilcolina juega un papel en la función nerviosa, también ha sido sugerida como un tratamiento para varios trastornos psicológicos y neurológicos como la enfermedad de Alzheimer , trastorno bipolar , síndrome de Tourette y discinesia tardía (un efecto secundario de desarrollo retrasado de los medicamentos utilizados para la psicosis). No obstante, la evidencia de que funcione está limitada a estudios pequeños con resultados contradictorios. 15 - 24

Cuestiones de Seguridad

Generalmente, se considera que la lecitina es segura. Sin embargo, algunas personas que toman dosis altas (varios gramos al día) experimentan efectos secundarios menores pero molestos como malestar abdominal, diarrea y náusea. Las dosis seguras máximas para niños pequeños, mujeres embrazadas o lactantes, o quienes tienen enfermedad hepática o renal severa no han sido determinadas.