El objetivo del tratamiento es:

    
  • Destruir los gérmenes que causaron la infección
  • Mantener oxígeno adecuado
  • Aliviar los síntomas
  • Evitar complicaciones
  • El tratamiento involucra lo siguiente:


    No hay procedimientos quirúrgicos para el tratamiento de neumonía no complicada.