Si usted acude a su médico con síntomas de neumonía, le preguntará acerca de su historial médico, antecedentes de viajes y otras exposiciones que pudieran sugerir qué tipo de neumonía tiene. Generalmente, una examinación física detallada incluye unos golpecitos en su pecho y en la espalda (para identificar la presencia de líquido o de aire atrapado en sus pulmones) y de escuchar cuidadosamente su pecho y espalda con un estetoscopio.

Su médico podría elegir prescribirle una variedad de pruebas, como:

Pruebas de Sangre : El conteo sanguíneo completo incluyendo la cantidad y tipos de glóbulos blancos puede ayudar a determinar si usted tiene o no una infección viral, bacteriana o micótica.

Cultivo Sanguíneo : Esto involucra enviar una muestra de sangre a un laboratorio donde puede ser procesada para ver si algún organismo está creciendo. Si existen organismos, con frecuencia éstos pueden identificarse y se pueden realizar pruebas para determinar qué tipo de antibiótico puede ser el mejor para eliminarlos.

Oximetría de Pulso : Esta prueba mide la cantidad de oxígeno en su sangre para tener una idea de qué tan enfermo está usted.

Gasometría Arterial : Esta prueba de sangre mide la concentración de ciertas sustancias en su sangre, incluyendo oxígeno, dióxido de carbono y pH. Esta prueba podría realizarse para determinar si usted es o no capaz de continuar respirando por sí solo o si necesita tratamiento con oxígeno adicional o con un mecanismo de ventilación.

Cultivo de Esputo : Si usted es capaz de toser una muestra de esputo, ésta puede enviarse a un laboratorio para examinarla y detectar la presencia de organismos específicos. Si existen organismos en el esputo, con frecuencia pueden identificarse y se le puede ordenar un antibiótico específico.

Radiografía torácica : Una radiografía torácica puede revelar señales de neumonía. Sin embargo, a veces un paciente tendrá síntomas y señales claros de neumonía en un examen físico; con una radiografía clara durante los primeros días. Con frecuencia, éste es el caso para un paciente que está deshidratado.

Escaneo CT : Este procedimiento de imagen se reserva para aquellos pacientes en quienes se sospecha de cáncer pulmonar.

: En este procedimiento, un instrumento iluminado y angosto se pasa a través de la boca o de la nariz, baja hacia los tubos bronquiales y llega a sus pulmones. Su médico puede examinar todo su tracto respiratorio para buscar señales de neumonía. Se pueden tomar muestras de líquido y biopsias del tejido a través del broncoscopio. Estas muestras pueden procesarse y examinarse en el laboratorio para tratar e identificar organismos que puedan ocasionar su neumonía.

Toracentesis (Aspiración de Líquido Pleural) : Este procedimiento invasivo se realiza si la neumonía está complicándose por la acumulación de líquido en el pulmón (efusión pleural). Una aguja puede pasarse a través del pecho, la espalda o entre las costillas para extraer el exceso de líquido de la cavidad torácica. Este líquido puede examinarse en el laboratorio para identificar los organismos responsables de la neumonía.