Una vez que el cálculo renal se haya eliminado o que haya sido expulsado por sí solo, el enfoque cambia a la prevención; medidas que usted puede tomar para minimizar sus probabilidades de desarrollar otro cálculo. Aunque su estrategia específica de prevención depende de qué tipo de cálculo renal haya tenido y por qué lo desarrolló, a continuación se listan algunas indicaciones generales.

Indicaciones generales

    
  • Beba abundante líquido
  • Vigile su dieta
  • Hable con su médico acerca de los medicamentos de prevención
  • Beber mucho líquido

    Uno de los objetivos de la terapia de prevención es mantener su orina tan diluida como sea posible. Esto ayuda a mantener las sustancias que quizás podrían formar un cálculo renal, incluyendo el calcio y el oxalato, moviéndose rápidamente a través de su tracto urinario.

    Si usted es adulto, intente beber, al menos, dos litros de líquido por día.

    Una buena medida estándar para que sepa si usted está o no bebiendo suficientes líquidos es el color de la orina. Excepto por la primera orina de la mañana, debe tener un color claro. Si la orina es de color amarillo oscuro, quiere decir que debe beber más líquido.

    Si usted duda sobre beber demasiado durante el día porque tiene problemas de control de la vejiga, discuta su preocupación con su médico.

    Cuide Su Dieta

    El que la dieta pueda o no ayudar a evitar otro cálculo renal depende de qué tipo de cálculo haya tenido y de cuál fue la causa de su formación en primer lugar. Si el cálculo era de oxalato de calcio, fosfato de calcio o ácido úrico, lo que usted coma (o deje de comer) puede ayudarlo a prevenir una recidiva.

    Tenga en cuenta que éstas sólo son indicaciones. Las personas que toman algunos tipos de medicamentos quizás necesiten evitar ciertos alimentos. Siempre siga el consejo de su doctor o de su dietista registrado para realizar cualquier cambio en su dieta.

    Los nutrientes a considerar incluyen:

    Cálculos de oxalato de calcio o de fosfato de calcio

        
  • Disminuya la ingesta de sodio en las comidas. Algunos de éstos incluyen:    
  • Fiambres y embutidos, como el jamón, las salchichas y el tocino
  • Bocadillos salados
  • Aderezo preparado para ensaladas, mostaza, salsa de tomate, salsa de soja y salsa de barbacoa
  • Encurtidos y aceitunas
  • Sopa enlatada y caldo
  • Disminuya la ingesta de proteína animal. La proteína animal se encuentra en la carne de vaca, la carne de ave, el pescado y los huevos.
  • Mantenga un nivel adecuado de ingesta de calcio por medio de alimentos o suplementos de calcio.
  • Si los cálculos renales contenían oxalato de calcio, quizá deba evitar ciertos alimentos vegetales que puedan adherirse al calcio y otros minerales. Si su cuerpo no está absorbiendo y utilizando el calcio de forma correcta, usted puede terminar con demasiado oxalato en su orina. Puede reducir el nivel de oxalato en su sistema al evitar estos alimentos:

        
  • Espinacas
  • Ruibarbo
  • Fresas
  • Chocolate
  • Salvado de trigo
  • Nueces
  • Betabel
  • Té elaborado
  • Cálculos de ácido úrico

    Limite la ingesta de proteína animal derivada de la carne de vaca, la carne de ave, el pescado y los huevos.

    Cálculos de cistina

    Asegúrese de beber abundante líquido. Esto implica beber más de los dos litros recomendados para otros tipos de cálculos renales. Hable con su médico acerca de cuánto líquido necesita beber.

    Hable con su médico acerca de los medicamentos de prevención

    Existen varios medicamentos que pueden ayudarlo a evitar la formación de otro cálculo renal. Estos dependerán de qué tipo de cálculo renal haya tenido y por qué lo desarrolló. Hable con su médico para determinar si existe algún medicamento que pudiera serle útil para su situación particular.