La diabetes gestacional es una forma de la diabetes que comienza durante el embarazo y por lo general, se resuelve después del nacimiento del bebé.

Durante el embarazo, el organismo produce las hormonas de la placenta (hormona del crecimiento, prolactina, cortisol, hormona del crecimiento, progesterona) que pueden bloquear la eficacia de la insulina, lo que provoca una relativa resistencia a la insulina. La insulina es una hormona que ayuda al cuerpo a convertir los alimentos en energía. Sin la insulina, la glucosa contenida en los alimentos ingeridos no puede ingresar en las células y se acumula en la sangre.

En la mayoría de las mujeres, el páncreas aumenta la producción de insulina lo suficiente como para compensar esta resistencia. Cuando el páncreas no logra esta compensación, se produce la diabetes gestacional. Además de causar problemas a la madre, el exceso de glucosa en sangre puede atravesar la placenta y causar problemas al bebé.

Las complicaciones para las mujeres con diabetes mellitus gestacional incluyen un aumento en la probabilidad de:

    
  • Parto por cesárea
  • Hipertensión
  • Síndrome metabólico
  • Diabetes tipo 2
  • Las complicaciones que afectan al feto o al bebé incluyen:

        
  • Macrosomía (bebé anormalmente grande) y problemas durante el parto, como distocia de hombros
  • Síndrome de dificultad respiratoria (problemas respiratorios)
  • Otras condiciones, como bajos niveles de glucemia, bajos niveles de calcio, altos niveles de bilirrubina
  • Aumento del índice de mortalidad fetal
  • Los niños cuyas madres tuvieron diabetes gestacional tienen mayor riesgo de padecerdiabetes tipo 2.

    Si usted tiene diabetes gestacional, mantener un buen control de sus niveles de glucosa durante el embarazo reduce significativamente el riesgo de complicaciones para usted y su bebé.