Definición

Un soplo cardíaco es un ruido ocasionado por un flujo de sangre que circula de manera anormal por el corazón. El soplo es similar a un soplido o un silbido que se produce con cada latido. Algunos adultos y muchos niños tienen soplos cardíacos menores que son inofensivos (benignos) y no se deben a anomalías en el corazón. Sin embargo, algunos soplos cardíacos pueden ser señal de un problema cardiaco subyacente.

Latido del corazón: anatomía del corazón

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

Los soplos benignos se originan por el flujo sanguíneo normal que pasa por el corazón y por los grandes vasos sanguíneos cercanos al corazón. El soplo puede aparecer y desaparecer con el tiempo. Algunas de las situaciones que aumentan el flujo sanguíneo y provocan un soplo benigno en el corazón incluyen:

    
  • Ejercicio
  • Embarazo
  • Ansiedad extrema
  • Anemia
  • Fiebre
  • Hipertiroidismo
  • Los soplos cardíacos anormales pueden ser causados por:

        
  • Anomalías estructurales de las válvulas cardíacas (lo más frecuente): pueden ser congénitas (de nacimiento) o adquirirse posteriormente. Los ejemplos incluyen:     
  • Estenosis mitral
  • Regurgitación mitral
  • Estenosis aórtica
  • Regurgitación aórtica
  • Estenosis tricúspide
  • Regurgitación tricuspídea
  • Estenosis pulmonar
  • Orificios o conexiones anómalos en la estructura del corazón o los vasos que persisten después del nacimiento:     
  • Defectos septales: conexión entre las cavidades cardíacas
  • Conducto arterial persistente: conexión entre la arteria y la vena principales cercanas al corazón
  • Anormalidades estructurales del músculo del corazón:     
  • Defectos congénitos como miocardiopatía hipertrófica
  • Afecciones adquiridas, como por ejemplo infarto de miocardio, insuficiencia cardíaca e hipertensión crónica
  • Otras condiciones cardíacas congénitas, tales como:     
  • Estrechamiento aórtico
  • Síndrome del corazón izquierdo hipoplásico
  • Anomalía de Ebstein
  • Tetralogía de Fallot
  • Endocarditis: infección del revestimiento interno de las válvulas y las cavidades cardíacas (endocardio)
  • Fiebre reumática: inflamación y daño de las válvulas cardíacas debido al tratamiento inadecuado de una faringitis/amigdalitis estreptocócica
  • Mioxma cardiaco: un tumor benigno suave dentro del corazón (poco frecuente)
  • Factores de riesgo

    Los soplos cardíacos normales son más comunes en niños de 3 a 7 años. Las mujeres embarazadas también tienen un alto riesgo.

    Los factores de riesgo en los soplos cardíacos anormales son:

        
  • Fiebre Reumática
  • Aterosclerosis
  • Presión arterial elevada
  • Trastorno autoinmunes
  • Defectos o enfermedades congénitas del corazón
  • Síntomas

    Los soplos cardíacos benignos, por lo general, no provocan síntomas. Los pacientes con prolapso de la válvula mitral refieren un poco de molestia en el pecho y otros síntomas. No es claro hasta dónde la anormalidad valvular causa estos síntomas.

    Entre los signos y síntomas de soplos cardíacos anormales se pueden incluir:

        
  • Respiración acelerada o dificultad para respirar
  • Labios azulados (cianosis)
  • Vértigo o desmayos
  • Dolor en el pecho
  • Ritmo cardíaco rápido e irregular
  • Intolerancia al ejercicio
  • Incapacidad para aumentar de peso en niños
  • Inflamación abdominal
  • Venas del cuello agrandadas
  • ¿Cuándo debo llamar al médico?

    Consulte al médico si cree que usted o su hijo tienen un soplo cardíaco.

    Diagnóstico

    La mayoría de los soplos cardíacos benignos son diagnosticados durante el curso de una exploración física de rutina con un estetoscopio. Algunos soplos anormales también son diagnosticados de esta forma. Los restantes son descubiertos inicialmente por sus síntomas.

    También es posible que se analicen los líquidos corporales. Esto se lleva a cabo mediante un análisis de sangre.

    Es posible que se tomen imágenes del corazón. Esto puede realizarse por medio de:

        
  • Radiografía de tórax
  • Cateterismo cardíaco
  • Ecocardiograma: para examinar el tamaño, la forma y el movimiento del corazón
  • Es posible que se analice la actividad eléctrica del corazón. Esto puede efectuarse por medio de un electrocardiograma (ECG).

    Tratamiento

    Los soplos cardíacos benignos no requieren tratamiento. El tratamiento para otros soplos cardíacos depende de la causa subyacente y la extensión del problema.

    Los tratamientos incluyen:

    Medicamentos

    Los medicamentos pueden tratar la causa de la anormalidad del corazón asociada con el soplo o ayudar a compensar su disfunción:

        
  • Diuréticos, inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina, digitalis: para tratar la insuficiencia cardiaca
  • Antibióticos: para prevenir o tratar la endocarditis
  • Cirugía

    Con frecuencia la cirugía es necesaria para tratar anormalidades severas:

        
  • Reemplazar la válvulas defectuosas del corazón por unas artificiales
  • Corrección de los defectos cardíacos congénitos
  • Remoción de los tumores cardíacos
  • Prevención

    No es necesario prevenir los soplos cardíacos benignos. Para ayudar a disminuir el riesgo de desarrollar un soplo cardíaco anormal:

        
  • Sométase a análisis y reciba tratamiento de inmediato para la faringitis estreptocócica a fin de prevenir la fiebre reumática.
  • Reducir su riesgo de ateroesclerosis para ayudar a prevenir la enfermedad valvular del corazón. Para lograr esto:     
  • Siga una dieta saludable con abundante cantidad de frutas y verduras.
  • Haga ejercicio periódicamente.
  • Si fuma, hable con su médico sobre métodos para dejar de fumar.
  • Si es hipertenso o diabético, siga su plan de tratamiento.
  • Si bien no se recomienda rutinariamente para todos los tipos de soplos cardíacos, posiblemente deba tomar antibióticos antes y después de algunos procedimientos dentales o médicos con los que pueden entrar bacterias en el torrente circulatorio. Consulte con el médico si necesita tomar antibióticos en forma preventiva.