Definición

El melanoma es un tipo de cáncer de piel. Es la forma menos frecuente de cáncer de piel, pero puede ser más grave debido a que tiene mayor propensión a diseminarse por otras partes del organismo.

El melanoma se forma a partir de los melanocitos, un tipo de células que le dan el color oscuro a los lunares. Estas células pueden encontrarse en la piel, en los ojos, en el aparato digestivo, en el lecho de las uñas o en los ganglios linfáticos. Si bien el melanoma es más frecuente en la piel, también puede aparecer en estas otras áreas.

El tratamiento del melanoma depende de cuán pronto se detecta y de su diseminación.

Melanoma

Melanoma

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

El cáncer se produce cuando las células del cuerpo se multiplican sin control. Con el tiempo, esas células alteradas pueden formar una neoplasia o un tumor. El término “cáncer” se refiere a tumores malignos. Estos tumores invaden los tejidos cercanos y se diseminan a otras partes del cuerpo. No son precisas las causas de estos problemas en las células, pero es posible que se deban a una combinación de factores genéticos y ambientales.

Factores de riesgo

El factor de riesgo más común del melanoma es la exposición a la radiación ultravioleta. La fuente más común de este tipo de radiación es el sol, pero también se encuentra en las lámparas solares y las cámaras de bronceado.

El melanoma, por lo general, se observa en adultos de edad avanzada, pero también puede aparecer en adultos jóvenes. Es más común en personas de origen caucásico. Otros factores que pueden aumentar el riesgo de melanoma incluyen:

    
  • Ciertos tipos de lunares llamados nevi displásticos o lunares atípicos
  • Grandes nevi presentes en el nacimiento
  • Piel clara, pecas
  • Cabello rojo o rubio
  • Ojos de color claro
  • Miembros de la familia con melanoma
  • Exposición excesiva al sol sin ropa protectora ni protector solar
  • Ciertas ocupaciones, como la de las personas que reparan teléfonos, trabajan en el puerto o realizan instalaciones eléctricas
  • Sistema inmunitario debilitado
  • Síntomas

    Los melanomas usualmente no son dolorosos. Al principio, las personas con melanoma no suelen presentar síntomas.

    El primer signo de melanoma con frecuencia es un cambio en el tamaño, la forma, el color o la sensación de un lunar ya existente. El melanoma también puede aparecer como un lunar nuevo, oscuro, descolorido o anormal. Recuerde que la mayoría de las personas tiene lunares. Casi todos los lunares son benignos.

    Los siguientes signos indican que un lunar puede ser un melanoma (criterios ABCDE):

        
  • Asimetría o forma irregular: una mitad no coincide con la forma de la otra mitad.
  • Bordes irregulares: desiguales, con hendiduras, poco definidos; el pigmento puede extenderse a la piel circundante.
  • Color heterogéneo o variación del color: el color es irregular con tonos negros, marrones o habano, e incluso blanco, gris, rosa, rojo o azul.
  • Diámetro o tamaño: suelen ser más grandes que la goma de un lápiz (de 6 mm o ¼ de pulgada).
  • Evolución o cambio: por lo general, se agrandan y cambian de forma, color y textura.
  • Signos de melanoma potencial

    Signo de cáncer de piel: lunar con borde irregular

    Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

    Diagnóstico

    El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará una exploración física. El médico le examinará la piel y los lunares. Es posible que sea derivado a un oftalmólogo si se sospecha melanoma del ojo. Se le hará una biopsia de piel del área presuntamente afectada. El tejido extraído será examinado bajo un microscopio.

    El médico también puede examinar los ganglios linfáticos. Los ganglios linfáticos que han aumentado de tamaño pueden indicar la diseminación de un melanoma. Es posible que también se extraiga una muestra de los ganglios linfáticos para su análisis.

    Una vez que se detecta el melanoma, se realizan más pruebas para determinar el estadio del cáncer. El melanoma se clasifica en estadios al igual que otros tipos de cáncer, del I al IV. El estadio ayudará a determinar el tratamiento.

    Tratamiento

    El tratamiento depende de la ubicación y el estadio del melanoma. Hable con su médico para saber cuál es el mejor plan de tratamiento para usted. Entre las opciones de tratamiento, se pueden incluir una o más de las siguientes:

    Cirugía

    Seextirpará el melanoma y parte del tejido sano circundante. Si se extirpa una parte considerable de tejido, se necesitará piel de otra parte del cuerpo para cubrir la herida. Es posible que también se extirpen los ganglios linfáticos que se encuentran cerca del tumor para analizarlos o para detener la diseminación del cáncer.

    Quimioterapia

    La quimioterapia es el uso de medicamentos que matan las células cancerosas. Se utiliza para tratar el melanoma avanzado. Hay muchas opciones y su médico elegirá las mejores para usted.

    Otros medicamentos

    La inmunoterapia se utiliza para tratar el melanoma avanzado y el melanoma que presenta un alto riesgo de volver a aparecer. La inmunoterapia estimula el sistema inmunitario del organismo para que encuentre y destruya las células cancerosas.

    Algunas personas padecen una mutación genética en el gen BRAF que puede provocar que el melanoma crezca y se divida rápidamente. Esta mutación en el gen BRAF ocurre en casi la mitad de los melanomas. Existen determinados medicamentos que pueden ayudar a que el organismo ataque las células con la mutación en el gen BRAF.

    Radioterapia

    La radioterapia es el uso de radiación para matar células cancerosas y reducir el tamaño de los tumores. Se suele usar en combinación con otras terapias, pero se puede emplear solo para el melanoma de ojo.

    Prevención

    Para reducir las probabilidades de desarrollar un melanoma:

        
  • Evite pasar mucho tiempo al sol.
  • Proteja su piel del sol:     
  • Use camisas de manga larga y pantalones largos, sombrero de ala ancha y anteojos de sol.
  • Use protector solar con un factor de protección solar (FPS) de al menos 30.
  • Evite la exposición durante las horas de mayor intensidad del día.
  • Evite las lámparas solares y las cámaras de bronceado.
  • El diagnóstico y el tratamiento precoces son importantes. Tome las siguientes medidas para encontrar un melanoma en estadios tempranos:

        
  • Consulte a su médico si cree haber notado algún cambio en un lunar de la piel.
  • Si tiene varios lunares o antecedentes familiares de melanoma, controle la piel periódicamente para detectar cambios en los lunares.
  • Pídale a su médico que le muestre cómo se realiza un autoexamen de la piel. Realícese autoexámenes para detectar si hay algún lunar nuevo o que haya cambiado de aspecto.