Definición

El nervio ciático comienza en la parte inferior de la columna a ambos lados. Atraviesa la parte profunda de la pelvis hasta la parte inferior de los glúteos. De ahí pasa por la parte posterior de los muslos y, al llegar a las rodillas, se divide en ramificaciones que llegan hasta los pies. La ciática es una irritación en el nervio ciático.

Dolor del Nervio Ciático

Dolor del nervio ciático

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

La ciática es causada por la irritación o presión del nervio ciático. Esto puede ser el resultado de:

    
  • Hernia de disco : el material blando que se encuentra entre los huesos de la columna se desplaza y presiona el nervio al salir de la columna vertebral.
  • Artritis en la parte inferior de la espalda
  • Estenosis espinal : estrechamiento del canal espinal en el área lumbar
  • Espondilolistesis : desviación de un hueso en la parte baja de la espalda
  • Síndrome de la cola de caballo : las raíces nerviosas en la base de la médula espinal están comprimidas
  • Síndrome piriforme: espasmo del músculo piriforme
  • Factores de riesgo

    La ciática es más común en hombres. Otros factores que pueden incrementar el riesgo de padecer ciática son:

    Estilo de vida y factores de salud personal, como:

        
  • Obesidad
  • Tabaquismo
  • Antecedentes de problemas en la parte inferior de la espalda
  • Ansiedad y depresión
  • Factores ocupacionales, como:

        
  • Labores manuales pesadas
  • Levantar objetos pesados
  • Exposición a las vibraciones
  • Un trabajo que requiera estar de pie durante periodos prolongados e inclinarse hacia adelante
  • Condiciones médicas, como:

        
  • Fracturas en la espalda
  • Tumores
  • Infecciones
  • Problemas metabólicos, como diabetes
  • Síntomas

    La ciática ocasiona síntomas que pueden pasar de moderados a severos. En general, la ciática puede causar:

        
  • Ardor, hormigueo o un fuerte dolor en la parte baja de la pierna
  • El dolor en una pierna o glúteo puede empeorar al:     
  • Sentarse
  • Levantarse
  • Toser
  • Estornudar
  • Torcedura
  • Debilidad, o adormecimiento en una pierna o en el pie
  • Los síntomas más serios asociados con la ciática que pueden requerir atención médica inmediata incluyen:

        
  • Debilidad continua en una pierna o pie
  • Sensación de adormecimiento en la ingle o los glúteos
  • Dificultad al caminar, estar de pie o moverse
  • Pérdida del control intestinal o de la vejiga
  • Fiebre, pérdida de peso inexplicable u otros signos de enfermedad
  • Diagnóstico

    El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará una exploración física. El médico le prestará especial atención a la espalda, las caderas y las piernas. La exploración física incluye pruebas de fuerza, flexibilidad, sensibilidad y reflejos.

    Los estudios por imágenes permiten tomar imágenes de las estructuras internas. Estos incluyen lo siguiente:

        
  • Radiografía
  • Resonancia magnética nuclear (RMN)
  • Tomografía computarizada
  • Es posible que el médico deba analizarle los nervios. Esto puede realizarse con un estudio de conducción nerviosa .

    Tratamiento

    El objetivo del tratamiento es reducir la irritación del nervio ciático.

    Las opciones de tratamiento incluyen:

    Actividad

    Por lo general, no se recomienda reposo en la cama. Se lo puede aconsejar durante no más de uno o dos días en los casos de dolor intenso. Su médico puede recomendarle que restrinja determinadas actividades por un tiempo y que las retome lo más pronto posible. Si se mantiene activo y hace ejercicio, es probable que se acorte el tiempo de recuperación.

    Medicamentos

    Los medicamentos que se usan para tratar la ciática incluyen:

        
  • Analgésicos con receta o de venta libre
  • Relajantes musculares para los espasmos musculares
  • Inyecciones de corticoesteroides en la espalda
  • Antidepresivos o anticonvulsivos para el dolor crónico
  • Fisioterapia

    La fisioterapia puede incluir:

        
  • Compresas frías o termoterapia
  • Ejercicios de estiramiento y reforzamiento
  • Masaje
  • Tratamientos con ultrasonidos o estimulación eléctrica
  • Ejercicios para la postura e instrucciones para levantar objetos de forma adecuada
  • Tratamientos·alternativos

    No se ha comprobado científicamente que estas terapias tengan algún efecto sobre la ciática. Sin embargo, algunas personas pueden encontrar alivio para el dolor en:

        
  • Biorregulación
  • Acupuntura
  • Cirugía

    La cirugía puede emplearse para eliminar la presión del nervio ciático. Se realiza en situaciones de emergencia o si fracasan otros tratamientos. Los procedimientos quirúrgicos comunes son la microdiscectomía y la laminectomía lumbar .

    Prevención

    La ciática tiende a presentarse más de una vez. Para ayudar a reducir la probabilidad de padecer ciática, siga estos pasos:

        
  • Realice los movimientos corporales adecuados al practicar deportes, hacer ejercicio o levantar objetos pesados.
  • Practique una buena postura y reduzca la presión en su espina
  • Comience un programa seguro de ejercicios con el asesoramiento del médico.
  • En la medida de lo posible, evite estar sentado o de pie en la misma posición durante períodos prolongados.
  • Considere el volverse a entrenar en caso de que su trabajo requiera levantar objetos pesadas o estar sentado por mucho tiempo.